Clima

El clima es continental, como corresponde a su ubicación en el centro de la península,
si bien está matizado por los 1.000 metros de altitud y la cercanía al Sistema Central,
concretamente a la Sierra de Ayllón, límite natural entra las provincias de Segovia,
Soria y Guadalajara en esa zona. Esta vecindad con la sierra permite que la precipitación
anual de lluvia esté por encima de la registrada en las zonas de meseta colindantes.
Además, incide en que los veranos sean menos calurosos, con temperaturas máximas inferiores en, al menos, 5ºC a las zonas de meseta, y con noches más frescas. Estas características se manifiestan especialmente en la época de maduración. Así, a lo largo del mes de septiembre se alternan días cálidos sin excesos, con noches frescas y con un alto gradiente térmico entre la noche y el día, lo que influye decisivamente en un proceso de maduración pausado, lento, adquiriendo la uva un sazonamiento adecuado que transmite al vino posteriormente todo su potencial.