Cultivo

La finca cuenta con 42 hectáreas de viñedos propios. Se trata de una plantación de viñedo con laboreo y formación a un solo brazo en espaldera a 70 centímetros del
suelo, para evitar daños por heladas tardías de primavera y poda en pulgares, con
un marco de plantación de 2,80 x 1 metros y orientación Noroeste – Sureste.

Desde el inicio del proyecto se extrema el cuidado a todo el ciclo de la vid,
asegurando así la máxima calidad de los racimos que llegan a la bodega.
Por esta razón, se emplea exclusivamente uva procedente de nuestro viñedo
situado en las mejores parcelas de la Finca Río Negro.

Laboreo

Se realizan dos podas en verde eliminando los sarmientos indeseados, limitando la producción por cepa y asegurando, por tanto el adecuado equilibrio vegetativo.
Así se obtiene la mayor concentración de todos los elementos minerales y nutritivos
que aporta el suelo y una maduración con un sazonado idóneo de los racimos.

Las labores que se emplean son respetuosas con la cepa y el medio ambiente, como
el paso del intercepas para evitar herbicidas, el uso de abonos naturales y específicos
para cada parcela, la eliminación de sarmientos para evitar enfermedades, ETC.

Vendimia

Se realizan análisis físico-químicos en el laboratorio y organoléptico de las uvas, para determinar el momento idóneo de la vendimia, en función del grado de maduración
de cada variedad y de cada parcela.

La Recogida a mano en cajas de vendimia de 20 kgs de uva, permite una primera selección por parte de los vendimiadores y un trato cuidadoso con racimos y cepas.

La cercanía de los viñedos a la bodega provoca que desde que se vendimian los racimos, la posterior selección de estos en bodega y su entrada en los depósitos de fermentación trascurra un tiempo mínimo.